Wednesday, May 26, 2010

¡Oh, Felicidad!

Bueno, disculpen el alboroto, pero es que he encontrado programas de edición capaces de mejorar la resolución de las imágenes de video; lo que sigue, claro está, es el cántico de acción de gracias. Después de eso, ahora sí nos permitimos toda la modestia del mundo: ¡Nos vemos en Sundace!

¡Oh, Felicidad, eres hermosa
como las hijas de Jerusalem saben serlo
cuando entran a los ríos
y salen con esos cuerpos brillosos
que transparentan la gloria del señor!

¡Oh, Felicidad, tus negras trenzas
sobre tu pecho albo como lana de corderillo
que invita al reposo y la contemplación
del místico, que no se ruboriza
pues cómo pecar cuando se vive
esa dádiva de Dios en que resultas!

¡Oh, Felicidad, Felicidad, cómo se comprende
el alborozo del pastor que ha encontrado
a esa oveja perdida —esa y no otra— que lloraba
balando para señalarle el camino!

¡Oh Felicidad, es ahí cuando apareces tú
como el ángel del señor, y se alborozan
el pastor y la oveja, pues es juntos
que los soñó el Dios para su propio regocijo!

El Manierista Productions

Invitación del Centro Literario de la Florida

Comunicado de prensa

El Gobierno de Canarias y el Centro Literario de la Florida del Miami Dade College invitan a un interesante encuentro con las culturas canaria y cubana.

Se presentará el libro Yolandia, de Xiomara Brito de Armas e Isidoro Sánchez García, obra que nos acerca a las biografías de dos personajes históricos: el poeta cubano Andrés de Piedra Bueno y el pintor canario Juan Ismael, unidos por el arte y la complicidad de la emigración.

A continuación, se proyectará el documental En el ala del sueño, dirigido por Miguel G. Morales. La película aborda la vida y obra del pintor canario Juan Ismael, símbolo de la contracultura en Canarias de los años ´50 y conocido ampliamente en los círculos culturales por su vinculación a todos los movimientos vanguardistas.

La velada contará con la presencia de Dña. Guillermina Hernández, Viceconsejera de Emigración y Cooperación del Gobierno de Canarias.

Jueves 27 de Mayo, 7:30 p.m.
Wolfson Campus del Miami Dade College
300 N.E. 2 Ave., Miami, FL 33132
Salón 2106

¡Gratis y abierto al público!

Tuesday, May 25, 2010

Video on you-I

Estética


[...] Lo del encuadre me ha traído muchas críticas, incluso del camarógrafo, es muy recurrente; el problema es que a mí me parece que aporta un efecto dramático... y me gusta. Míralo como la imprecisión de las filmaciones tipo "dogma", o lo que en su momento buscó el neorrealismo italiano, con el uso de actores no profesionales. Creo que en arte, los cubanos estamos demasiado disciplinados técnicamente; y eso nos hace producir objetos muy buenos, pero muy planos, hasta lo invisible por lo poco dramáticos. Hay personas tan estáticas que no me permiten ese efecto, como en el caso de [omitido]; y cuando me pareció demasiado, como contigo, te pedí que te movieras menos; pero en realidad no quiero arreglar eso, me gusta mucho así, y justamente por eso. Otra cosa, en ese mismo sentido, es el encimarle la cámara a la gente; esos close up crueles, que te destacan todo y se concentran en la expresión. La convención dicta que eso se haga sólo con casos de belleza clásica, obviamente convencional; pero dónde está la expresión —el sentido— si no en el supuesto defecto.

Es la creación de otra belleza, del significado de la belleza; en las huellas del rostro está la vida de las personas, en sus dientes, en sus cejas, aunque resulte muy atrevido. También está el problema del público, que es exigente y tiene sus propias expectativas; pero que en realidad, de tan bien preparado, no se preocupa poco ni mucho de comprender lo que se trata; se quedan en el problema formal mismo, sin aceptar que ese "defecto" puede ser justo el efecto que se busca, porque es algo complejo. Ahí el problema es el de la suficiencia del criterio, el de asumir que las cosas están hechas para que se las critique; lo que me parece absurdo, independiente de que algo merezca crítica o no, porque creo que el creador hace arte por su voluntad misma de hacerlo; sólo por eso, y no porque tenga alguna responsabilidad en cuestiones formales; igual que ese público tiene el derecho de ser desdeñoso —no hay nada más patético y vergonzoso que ese ruego de cooperación—, pero siempre en los límites del respeto a lo ajeno.

Video on you-II

Estética [Cont]

De hecho, me gustaría retomar el problema mismo de la expresión y la belleza; porque las personas bonits, o no son dramáticas e intensas, dada la seguridad que les otorga su belleza evitándoles el complejo; o, peor aún, han sido aplastados por esa misma belleza convencional suya propia, y padecen de inseguridad, por esa desconfianza en sí misma, dado que la gent los busca por bellos. En el primer caso no te sirven por vanos y tontos, y en el segundo porque no arriban a la fuerza que da el enfrentamiento de la dificultad; y esa fuerza es la que logra el dramatismo y el enganche con lo que cuentas, sobre todo si no trabajas historias de ficción. Hay algo grave en eso, y es evitar esa racionalidad lineal de los documentales cubanos; que asumen que a la gente le interesa lo que estás diciendo, lo que es un acto de suprema arrogancia. El interés es algo que no está dado de hecho, y te toca lograrlo; es para eso que están los elementos aleatorios, y que pocas veces se encuentran en el discurso, que suele ser lineal; o peor, estorbado por los florilegios; una dificultad que puedes sortear apoyándote en lo irregular, el supuesto defecto, que no pasa de ser la sombra que hace más brillante a la luz.

Se despide la directora del CCE-Miami

Comunicado de prensa


Miami, 20 de mayo de 2010 – Después de 6 años como directora del CCEMiami, María del Valle le dice adiós a la entidad cultural. Su cese se hará efectivo a partir del mes de junio.

La Junta Directiva del CCE se expresó diciendo: “Bajo la dirección de María del Valle, el Centro Cultural Español ha crecido en todas direcciones, aumentando no sólo la cantidad de visitantes, sino la calidad y variedad de su programación, las asociaciones con entidades locales e internacionales y la proyección. Con su energía y dinamismo, María ha sido una gran impulsora de la cultura, tanto como directora del Centro como para la comunidad de Miami en general. Le deseamos lo mejor en esta nueva etapa de su carrera y de su vida”.

En las próximas semanas, María trasladará nuevamente su residencia a España, donde continuará su carrera en el ámbito cultural como directora del Centro de Creación de las Artes de la ciudad de Alcorcón (CREAA), un espacio dedicado al arte más emergente situado en las cercanías de Madrid.

CCEMiami es una organización sin fines de lucro con propósitos educativos, artísticos y culturales cuyos objetivos incluyen promover y fomentar la cooperación cultural, la ayuda a la creación local y a la creación de espacios de diálogo e intercambio a través de una programación anual continua. http://www.ccemiami.org/

Monday, May 24, 2010

Lezama, Imagen y Vida


A mí me parece que los poetas de otras épocas, por ejemplo los contemporáneos del Dante, un Guido Guinizelli, un Cino Da Pistoia, el mismo Dante, tenían más instrumentos de aprehensión para la poesía, y más conocimiento y más situación favorable como lectores que nosotros. En cuanto un poeta conoce algunas cosas ya es un erudito, pero no tiene el saber necesario que un poeta debe tener. Entonces usted ve que textos muy difíciles de la Edad Media no pasaron como herméticos y que sin embargo ahora pasan como tales.
Los poetas que se consideran difíciles es nuestra época, un Paul Valery, un Rilke, muchos no tienen los instrumentos necesarios de aprehensión para conocer esos textos. Eso no pasaba con los grandes poetas medioevales. Usted [no] tiene un poeta más complejo y más difícil y con más formación que el Dante, que mezcla hasta elementos islámicos en su obra; sin embargo fue leído en su momento, pero fue leído con verdadera comprensión en momentos posteriores. Yo sostengo que es la incultura actual de los poetas lo que hace muchos textos herméticos y difíciles. Para otras épocas, en la Edad Media, o para los mismos griegos de la época alejandrina –por ejemplo, un contemporáneo de Licofron– no serán difíciles.
Hay que subrayar también que el primer gongorino, el primero que hizo comentario alguno sobre Góngora, fue precisamente un indio americano de 1600: Espinoza Medrano. Y yo creo que a pesar de ser Góngora un cordobés, el estilo gongorino donde tuvo más desarrollo en nuestro idioma fue en América.
Fragmento de una entrevista a José Lezama Lima por Gabriel Jiménez Emán, publicada por La Habana Elegante Magazine.
Nota
1. Al preguntar a Lezama qué entendía el por espacio de araña,explicó: "La araña crea un espacio que es la electricidad de la tela, su comunicación con el espacio invisible, y ese ámbito es superior al del hombre, porque ella misma lo segrega y elabora. El poeta también debe segregar su espacio."La Habana, Cuba, diciembre de 1974.

¿Conejo?

video

Saturday, May 22, 2010

La política cómica-II

El embrujo, o pura dialética

Por Ignacio T. Granados
Es la tesis la que produce su misma antítesis, y entre ambas
procrean esta síntesis de la historia asqueante.
Super Marx

Hay algo sin dudas llamativo en esa atracción cuasi fatal que tiene lo político sobre los creadores, que no es ajena al impacto mediático; al menos si se tiene en cuenta que, como fenómeno, se enraíza en las estrategias de los medios periodísticos desde mitad del siglo XX. Entre las mitologías del arte, en definitiva, sobresale el de la sublimidad ideológica; desconociendo o esquivando la finesse del gusto de los mismos nazis, que arramblaron con cuanto arte se encontraron en el camino; y casi que sólo oían a músicos clásicos, o dieron lugar a dramas y otros mitos prodigiosos como Mata Hari, Lili Marlen o Cabaret, el super musical.

Ya desde la guerra de Viet-Nam Jane Fonda pudo escandalizar al público norteamericano con una sola foto; pero ella provenía del fastuoso Hollywood, a su vez relacionado con Broadway, y confluía en el poder de la prensa; que además, dio en llamarse "El cuarto poder" en vez de "El contrapoder", como avisando las corrupciones que seguirían. Así, no es extraño que como gremio, esta misma fascinación que parece natural afecte a toda una generación; formada, por demás, en el nuevo scholasticismo de la Vanguardia institucional —sí, es un contrasentido, de eso se trata—, que no se atreve a violentar los cánones de lo bien hecho.

Tratándose de Cuba hay que añadir la grave contradicción estructural con que deforma a las personas; sumidas en un anonimato forzoso y permanente, sin otra posibilidad para aflorar como individuos que el disentimiento. Hasta ahí no debería haber problemas, salvo que la solución se busca entonces por shortcuts; es decir, por vías cortas, veredas antes que caminos. A un igualitarismo espantoso, entonces, se añade la visibilidad impactante de un tema legítimo; no importa que se deslegitime, porque inevitablemente cae en la manipulación y el fraude. Esas son cosas demasiado sutiles, que sólo personas inteligentes pueden ver, no la chusma diligente presta a la vociferación y al acto de repudio; y además, conlleva la segunda legitimidad, algo espuria pero cierta, de esa catarsis en que todo parece cierto y obvio desde la divinidad del Cristo, que nadie sabe lo que significa.

Friday, May 21, 2010

Erótica [anuncio]

Sunday, May 16, 2010

El submarino amarillo V



Ya está en el aire el quinto número de El submarino amarillo, que como siempre trae reseñas en moneda dura y local. Esta vez, con títulos de las editoriales Planeta y Santillana; a los que se unen autores locales, como Armando Añel, con su novela Erótica, a la vez que una reseña sobre Bagazo [poemas íberos] de Santiago Méndez Alpízar. Un título especial, por lo crítico, es Arrebatos carnales [Planeta], de Francisco Martín Moreno; pero también hay material que siembra la espectativa, con la argentina Susana Della Matta, de la editorial Silueta [Miami].

Thursday, May 13, 2010

It's so unappealling

video

Wednesday, May 12, 2010

Testamento

Una ciudad te merece o no te merece, y si no te merece debes recordar que más adelante hay otro pueblo; es decir, otras posibilidades, entre las que está la de ese amor en que la ciudad te realiza con su amor. Una ciudad, como una mujer o un amante, no te merece cuando se permite la infidelidad; ese apaciguamiento en que accede a convivir con el mal, a respirar su aire como lo natural, su entorno propio.

En la novela Erótica [Armando Añel, 2010], un pasaje reza que hay un momento, en toda ciudad, en que sientes que puedes o debes corromperte, y que ese es el momento de emigrar. Ese, parece, es el momento de la iluminación, de la comprensión; entonces uno puede morirse con una performance grandiosa, como la de un payaso genial; porque morir —que no es necesariamente un acto físico— es pasar a otra dimensión, más hecha a tu medida, it's your size. Cuando sabes que no te merecen, y dejas ir, la gente piensa en tu tristeza y tu derrota; lo que no te importa, porque estás concentrado en tu propia liberación, y en tu generosidad puedes concederles un espectáculo grandioso como éste:

Monday, May 10, 2010

La Patafísica.... hummmm!

[...]

Si la patafísica es una ciencia paródica, dedicada “al estudio de las soluciones imaginarias y las leyes que regulan las excepciones”, este negrito socarrón debe ser un ejemplo sublime de esta disciplina.

[...]
no hay caso en que no funcione. Hay elementos coletarales que indican que se trata del signo nazi, como el entorno rojo y el círculo blanco, que alude a la bandera nazi y no exactamente al símbolo indio. Pero aún si se tratara de una recuperación del emblema original, la patafísica explicaría el sentido en que lo tomaron los nazis sin corromperlo necesariamente, o hasta la actualidad de ese viejo símbolo como valor de contradicción política y cultural. Recuerda, es la ciencia de las excepciones, de todas las excepciones; una regla para los asuntos excepcionales... !ah, ah, ah!

[...]
Quizás tengas razón. La risa es patafísica al lado de ese signo tan trágicamente connotado para un occidental.Pero importa, para poder interpretar, conocer muchas cosas que aquí desconocemos. Por eso la imagen se puede volver patafisica, pero una interpretación no patafisica es delicada de hacer sin el conocimiento de esos niveles de interpretación.

[...]
Bueno, patafisicamente hablando, el negrito podria ser la expresion de la regla que encarna innumeras excepciones. Si en vez de sonreir, gritara JAMA, el contexto del supermercado podria ser interpretado como la expesion antinómica de la isla de Cuba, y el pulover rojo, en su connotacion heráldica, la sangre en que se ahoga esta necesidad primaria. Sin embargo, la sonrisa apaga toda especulacion, y el amaneramiento evidente del sujeto sugiere cierto sutil placer en el dolor que encarna el símbolo. La patafisica me encanta.

[...]
El problema (...) es precisamente que la patafísica va contra toda convención; la sociedad equilibrada de la que él habla es un ideal convenido, y por tanto mediocre, en tanto atañe a la media. La patafísica libera en tanto busca la excepcionalidad del fenómeno, su extrema individdualidad; no su convencionalidad, que es lo que "regula" a las reglas y no a las excepciones. Por eso, como ciencia, es de las soluciones imaginarias; porque sólo la imaginación sobrepone al individuo a la opresión de la realidad, brindándole soluciones de suyo originales. ¡La patafísica es perfecta!

El enigma de la generosidad


"apaciguamiento e indiferencia no son opciones"
Shimon Samuels

En los debates sobre comportamientos públicos, la Generosidad ha devenido en un tópico regular; se la ve como un Bien en sí, garante de desarrollos y de fair play en su puntualidad incondicional. Sin embargo, como respecto al Amor y la Justicia, eso parece un concepto romántico —Moderno, that’s mean—; es decir, una elaboración, que sobre una base ética exige la racionalidad en las relaciones. El problema es que no hay nada menos racional que el comportamiento humano, pleno de compulsiones; como una realidad contra la que se estrellan las obviedades y reducciones [at absurdum] del racionalismo moderno; que en su base romántica, tiraniza el carácter, empujándolo a un concepto de Bien que poco tiene que ver con su humanidad real.

La Generosidad, como el Amor y la Justicia, más bien parece una naturaleza que un Bien en sí; es decir, no una cosa [Rex] puntual sino un carácter, que permitiría la relación armónica pero entre iguales. Como un lenguaje o una divisa, la Generosidad propiciaría el intercambio; pero en tanto carácter [Potencia] más que Bien en sí [Factum] marca los límites con lo distinto. Así como los intereses diferencian a los humanos concretos, ese carácter contribuye a reunirlos o separarlos; y forzar la evidencia con una fe absoluta en el imposible ético del Bien romántico, sólo conllevaría a la ruina del imprudente.

En una metáfora de contables, la Generosidad no debería ser un cheque en blanco; porque el gastador compulsivo desfalca la cuenta corriente, que sólo se sostiene en el saving found. Como el crédito, la Generosidad dependería de la solvencia y la capacidad para responder por deudas; y a la primera señal de deterioro en el saving found han de desatarse las alertas en el puntaje, porque ahí no hay rescate del gobierno. Ante las maravillas teológicas que construyó el Catolicismo, alguien dijo que Wall Street debía ser igual de complejo y fantástico [representativo]; la ofensa ante la comparación sólo denotó inmadurez, pues la física ha demostrado que los desarrollos opuestos son diametralmente proporcionales en alcance.
La compleja maquinaria del existir consistiría en un sólo principio mecánico, que en su reproducción crecería como la secuencia Fibonacci; Magnificat ánima mea Dóminus, dice el monje enamorado.

Sunday, May 9, 2010

El lugareño, the Kindly Blog



No se trata de un renacer de aquellas costumbres que saturaron a los blogs con premios virtuales, y también banales; pero sí de reconocer de alguna forma la generosidad y la prudencia, porque de algún modo hay que hacerlo. Es un tópico que la generosidad implica la sabiduría, y ésta dicta la prudencia; y ya es sabido que los actos esenciales son aquellos más pequeños, que no requieren del esfuerzo heroico. El heroísmo, desde la Modernidad, forma parte de la retórica; por ello se presta a la estafa, encubriendo las intensiones del actor dramático, que ejecuta la tragedia. Por eso, y porque ninguna ciudad es tan sucia que no contenga alguna limpieza, quiero reconocer y agradecer la prudencia del blog del lugareño; del que podrán decir cualquier cosa, incluso con cualquier intensión, pero es obvio que su sentido es sólo comunicar su pensamiento y hacer amigos.
"apaciguamiento e indiferencia no son opciones"
Shimon Samuels

El escritor, de Maurice Sparks


http://losrelatosdemauricesparks.blogspot.com/2010/05/el-escritor.html
La aparición y el desarrollo de un medio, siempre conmociona a la estructura que integra; ésta ha de reacomodar sus componentes haciendo lugar al nuevo, terminando en su propio ensanchamiento. Así, la aparición y desarrollo de la realidad virtual ha descolocado ciertos elementos de la cultura; que un poco dispersos aún, han de reorganizarse nuevamente, volviendo las aguas a su nivel. Es así que ha aparecido una especie de subgénero literario, propio de la internet; que no es virtual sino consistente como cualquier otro, aunque con sus reglas y recursos formales propios.

Es así también que aparece la literatura de Maurice Sparks, cuya ficción se expande al nombre mismo [seudónimo] del autor; y a lo que quizás sea la joya más lograda de su colección, el cuento El escritor. Hace ya tanto tiempo que es un clásico, el argentino Jorge Luis Borges llamó la atención del juego de literatura en la Literatura; refiriéndose a un pasaje de las Mil y una noches, en que Scherezada contaba al rey Schariar la historia que estaban viviendo. El la novela La historia interminable, Maikel Ende amplía la ficción; con una entrada dramática en que la historia ficticiamente precisa del lector para ser continuada, lo que no era sino una parábola un poco retorcida de los procesos ontológicos.

Es así, en cualquier caso, que se explica la tendencia de las disciplinas a retroalimentarse; es decir, a alimentarse de sí mismas, interesadas en el profundo valor dramático que las lleva a realizarse. De ahí ese alcance parabólico sobre los procesos ontológicos, reflejados en la eficacia del arte cuando es excelente; como es el caso de esta joyita de Maurice Sparks, que manejando con destreza las exigencias de la lectura cíber, lleva a punto las búsquedas tradicionales sobre el cuento breve. Este quizás sea el más excelente de los cuentos de Sparks, debido precisamente a su parquedad sintáctica; con la que logra la tensión de atmósfera que requiere un thriller, y que en literatura de soporte tradicional requiere de complejas gramáticas para la recreación.

La intensión primera de este post era la publicación del texto, pero es preferible redirigir al lector al sitio original; aspirando sólo a contar con las contribuciones de ese autor para una sección propia si ese fuera su interés.

Las vidas de Arelys y la expectativa de JL Fuentes

Las vidas de Arelys es un libro que con sólo anunciar su salida al mercado causó la controversia, generando con ello la expectativa; tiene entonces un valor extraño y anticipado, el de incluir en su crítica una anticipación debida a cuestiones técnicas y editoriales, no literarias. Eso es un valor extraño, porque resulta que el libro no es sólo el libro sino también su circunstancia; como el Hombre, se alza como un Ente con valor propio y excepcional, quizás debido a la precariedad del entorno que enfrenta. De hecho, es cierto que el diseño de portada es deficiente, pero pocas veces eso ha sido el problema de un libro; lo que no desvaloriza la discusión, sino que llama la atención sobre el desarrollo mismo de su literatura; como producto en fin, en un entorno dado, que es el mercado local.

Como principio, todo hace pensar que estamos ante un vanity edition, sólo que eso no es exactamente un pecado; y todavía más, tiene a su favor que cuenta con la firma suficiente de José Lorenzo Fuentes. Es eso lo que añade la expectativa, tratándose de un escritor tan singular como excelente; pues JL Fuentes, que es un clásico vivo de la literatura cubana, es también un Ente raro. Primero, es un escritor que no teme mezclar los temas del trascendentalismo espiritual [metafísica] con lo literario; al menos en este libro esa es abiertamente la materia, como un paso con que el autor evoluciona a nuevos derroteros. Fuentes es obviamente desdeñoso respecto a la calificación de intelectual que tanto añoran los escritores contemporáneos, y que al final los prostituye y corrompe; es un autor prolífico de libros de metafísica y autoayuda, siendo uno de los pocos radicados en Miami que cobra regalías por tiradas constantes de títulos suyos.
No es que lo metafísico haya estado ausente en la literatura de Fuentes, sino que se ha circunscrito habitualmente a lo estético; logrando una suerte de idealismo trascendental, muy distante del parco realismo —falsamente épico y ya bastante banal— que caracteriza a la literatura cubana, como en una suerte de Manierismo suyo. Sin embargo, su desarrollo como conocedor y/o practicante de esa religiosidad popular ha sido paralelo a su desarrollo literario; sus libros de metafísica y autoayuda nunca antes habían penetrado tan abiertamente en su literatura como tema central. Que ahora dedique ese arsenal a un experimento de regresión, habla de la frescura en un escritor ya probado; cuyo estilo habitual, de una belleza y una finura soberbias, asegura que al menos no nos enfrentaremos a una experiencia desagradable.

Nota: El libro está programado para presentarse en la tertulia La otra esquina de las palabras:

Lugar: Café Demetrio300 Alhambra Circle, Coral Gables
1 (305) 448-4949
Viernes, 14 de mayo a las 7:30 p.m.

Saturday, May 8, 2010

Cleaning City-I

La Paradoja


Hay una paradoja —como siempre— en los juegos de víctima y victimario, que no desconoce lo erótico; y es que nadie que desate el furor en su contra puede ser inocente, algo hay de placer visceral en él que provoca al contrario. Sólo que —y ahí lo paradójico— la maldad no estaría necesariamente en la maldad, sino en la persistencia; ese saber la tecla que hace saltar al otro como a un muñeco, y sencillamente mantener el dedo sobre ella. Después de todo, es sabido que ninguna ciudad existe; existen los que la hacen, sus habitantes, que son los que le dan consistencia. Así, la prepotencia, la arrogancia y la obstinación de un artista no son distintas de la de una comerciante que se erige en valor literario por la bolsa que promete y no entrega, o un editor que maneja un medio público como su coto privado.

Es el conjunto el que establece los parámetros, el que decide qué se puede lograr y que no; y en ese sentido, el contracorriente suele ser un snob que se divierte desatando iras con su suficiencia. El contracorriente sabe que todas las moscas del mundo no pueden estar equivocadas, sólo que piensan como moscas; por eso la mierda les parece buena, pero sería absurdo que quiera ser mosca también, si de hecho no está en su naturaleza. De ahí, entonces, que mantenga su distancia y sólo las observe en sus precarios vuelos; son ellas quienes persisten en zumbarle en los oídos, prometiéndole suculentos banquetes de mierda, a los que responde con su mueca de asco.

En realidad, en los juegos de víctima y victimario la víctima suele ser el agresor, que se agrede a sí mismo; aunque, claro, tamaño nivel de sutilezas lo hace pasar desapercibido a la ciudad, que persiste en la supuesta eficacia de su maldad. La belleza está en la parábola, descubriendo su alcance paradojal; que envidia del mismo Zenón parecería, con aquello de que "Mientras más se eleve el águila, más se hundirá el gusano por alcanzarla".

Thursday, May 6, 2010

Neorrabioso

Desde hace algún tiempo, lo último en snobismo literario se distiende con la realidad de que el orden de las letras no altera el sentido de la palabra [Tu miami blog]; por suerte, el descubrimiento, que no es nuevo, resulta diveryido, y presto a la broma a la iconocraia. He aquí, sin embargo, que por vías más simples, el poeta neorrabioso descubre eso por sí mismo; como con el huevo de Colón, será verdad vieja, pero no por eso menos descubierta. Mejor aún, el alcance que le presta, ontológico; porque Neorrabioso blande su iconoclastía y adarga al brazo defiende a su dama, con ese ademán delicioso y epatante del Quijote diacrónico ante una tinde de chinos:

Saussure en las tiendas de chinos

Se lo conté el miércoles a Verónica y todavía está pensando en denunciarme a la Oficina de Inmigración. La historia es como sigue: suelo comprar en dos chinos muy pequeños, uno situado al comienzo de la calle Doctor Ezquerdo y otro en la Avenida Ciudad de Barcelona, y, como los que atienden no saben muy bien el español y yo soy el culebro Satanás, me gusta pedirles los productos con alguna letra o sílaba cambiada:

–Seis lanas de cerveza mahou, por favor.
–Una raja de galletas maría fontaneda, por favor.
–Un pote de tomate orlando, el más pequeño por favor.
–Un cabrón de huevos, que sea de docena, por favor.

Probad a hacerlo en vuestro barrio: veréis que siempre lo entienden todo y te sirven sin fallo los productos que has pedido. Si sois más rasputines aún, de esos que no tienen llave de vuelta, podéis permitiros audacias mayores:

–Seis fragatas de cerveza mahou, una jirafa de galletas fontaneda y un paquebote de tomate Orlando, por favor.

Aunque para que salga bien esta audacia debéis decir muy rápido “fragata”, "jirafa", "paquebote" y muy despacio y nítido todo lo demás, os aviso.

La conclusión que extraigo de estas travesuras neorrabiosas es la siguiente: la poesía y su hija la precisión están sobrevaloradas. Lo esencial de la comunicación radica en el receptor, en el deseo o interés por ser escuchado. No existe poeta ni recitador tan pedestre que no pueda ser salvado por un lector u oyente atento.

Quién iba a pensar que los chinos me fueran a enseñar más que Saussure.

Nota: La imagen lleva al blog original, Batania

Wednesday, May 5, 2010

Dificultades técnicas

Muy estimados, debido a ciertas dificultades técnicas pasamos a una pequeña pausa musical

Monday, May 3, 2010

Anónimos de Cuba Inglesa [Homenaje]

¡Erotícima!

Sunday, May 2, 2010

Memoria de Cumberland, el Decreto

De pronto, los habitantes de Cumberland habían recibido sobre sus cabezas un decreto inapelable; la desazón los corroía por dentro y desde afuera, en el aire de histeria generalizada por la contradicción; los más listos se aprestaron a enfrentar los síntomas del síndrome de abstinencia, que se les avecinaba como secuela inevitable. Que el decreto fuera inapelable no quería decir que fuera incuestionable, así que no tardó en aflorar la contradicción flagrante; pues, puestos a ver —antes que nada y después de todo— había habido un dictador, que podía determinar la desaparición del reducto. En efecto, no es que hubiera un dictador, pero sí una suerte de regidor amable; que había accedido a compartir en forma creativa su propio goce de su reducto personal [la primera dama], extendiendo cartas de ciudadanía sin límite. Pero era cierto que las fronteras del Reducto ya eran más porosas que las méxico-americanas y la de Gaza; los puntoCom campeaban a sus anchas por el paisaje antes idílico, y erótica ya parecía más una responsabilidad que el goce que le daba sentido.

La regencia de Richard del Monte había optado por el anonimato ciudadano, al menos por la seudonimia; permitiéndose la perpetuidad de aquel disfrute de las piernas de la Primera Dama, diosa más que musa —las musas inspiran, las diosas, en cambio, mandan—. El peligro hubiera consistido en persistir, desnaturalizando a erótica en su sentido; pero Richard, después de cegar el único ojo del cíclope, le dijo "Mi nombre es Nadie" y lo soltó el escarnio público con una patadita. En definitiva, ya Erótica había dado el Gran Salto Adelante; había arraigado con una creciente ciudadanía, era hora de soltar las amarras al trapo ennoblecido. En pleno crecimiento, el erotismo se sobrepondría a su propia desazón; no requería guía —ese hubiera sido el non-sense— sino sólo reponerse de aquellos agotadores ritos de la madurez.

Saturday, May 1, 2010

MOCKUS, EL OBAMA VERDE Y COMO CAMBIAR PARA MAL [Parte I]

Por Antonio Ramos Zúñiga

No es como dicen: que Mockus es el símbolo de un cambio necesario. Los demás candidatos también pregonan lo mismo con matices, incluyendo a Santos que proclama seguirá lo logrado por Uribe pero pasando a una etapa de prosperidad social. Ahí está el ex-guerrillero Petro que no se anda por las ramas, proclive a una Colombia rojita. Así que el punto del cambio es un debate tan interesante como delicado, el futuro colombiano está en juego.

Es inobjetable que Uribe comenzó los cambios, por eso hoy Colombia atrae inversionistas, turismo, muchos colombianos regresan de la emigración, funciona la gobernabilidad y la guerrilla está a la defensiva, más del 50% de los colombianos quieren al presidente saliente y lo hubieran reelegido. Es la realidad que tratan de tapar los interesados en imponer por votos un nuevo tipo de cambio. ¿De qué cambio se trata? ¿Por qué el matemático y líder del partido verde Antanas Mockus ha sido aupado? ¿Qué le espera a Colombia?

Dos puntos candentes son: ¿por qué Mockus es un relámpago que se ha colocado al principio de las encuestas, superando a Juan Manuel Santos, favorito de Uribe, y qué hay de verdad sobre la imtromisión de Chávez?. Hay que recordar aquello de que “en política lo real es lo que no se ve”. De repente una espectacular publicidad y la sicosis de las encuestas han elevado a Mockus al cielo de la mítica, hacia donde todos miran con admiración u animadversión. Los clubes de una gigantesca red de internet bien articulada, con predominante presencia joven y de misteriosos “teóricos” pro-verde, se han ocupado de santificarlo y convertirlo en el mesías del cambio, la versión verde de Obama, la versión excéntrica de un sueño que se llama futuro.

Por qué Mockus en poco tiempo ha logrado el empuje de una de las operaciones de publicidad, sofística y proseletismo más grandes, caras y bien montadas que se recuerdan en América Latina, lo que supone invertir mucho dinero en imagen y en movilización, y desde luego entretejer y coaligar intereses, conexiones y cupos de poder. Dicen sus seguidores que ha bastado con la simpatía que provoca y porque hizo un buen trabajo como alcalde de Bogotá, aparte de que “el compañero Mockus quiere cambios sociales”.

La simpatía de repente se ha tornado irreflexiva y tsunámica, sin más. Los seguidores, mayormente de la clase media baja y los pobres desilusionados, son ciegos creyentes del discurso verde, lógicamente están hartos de vivir relegados y mal. Los intelectuales que lo apoyan buscan algo más que un cambio: la realización existencial e ideológica oportunista. En los jóvenes, como ocurre históricamente, hay un entusiasmo generacional que los lleva a creer que el camino más fácil para vivir mejor es un cambio. Ni siquiera piensan en las consecuencias, porque no quieren estar contra la corriente ni les preocupa las lecciones de la historia. No olvidar que las redes sociales de internet pagadas millonariamente y encabezadas por equipos de jóvenes fueron clave en la victoria obamista en Estados Unidos, pero ahora son anti-Obama.

Pero, ¿quién más apoya a Mockus? Es fácil comprobar que cuenta con la simpatía de la izquierda oficial y de la izquierda del closet (de doble moral), así como de los comunistas, pro-castristas, pro-chavistas y de otras fuerzas que no se acreditan como tales, pero que militan en las filas liberales tradicionales. Petro es su amigo, así que ya tiene su voto en segunda vuelta. También parece que recibirá el respaldo oportunista de Noemí Sanín y de los tontos útiles políticamente correctos. Las células populares de base auspicidas por Chávez en Colombia lo adoran y tal vez sean las más activas a su favor. Tiene de su parte a los subversivos de toda laya, desde narcos, paras hasta las FARC. Aunque Mockus ha dicho que será duro con la guerrilla, lo más probable es que no pueda eludir la presión de los intereses propensos al “diálogo de paz”, política que sería un segundo aire para la recuperación de sus mermadas fuerzas.

¿Y Chávez qué pinta en todo esto? Sus discursos cotidianos anti-uribistas, el inmiscuirse con falacias en la política interna colombiana y una innegable propensión favoritista hacia Mockus revelan su interés en “cambiar” a Colombia. Los venezolanos lo saben. Los analistas en el mundo lo destacan.

MOCKUS, EL OBAMA VERDE Y COMO CAMBIAR PARA MAL [Parte II, final]

Por Antonio Ramos Zúñiga


Sin dudas, a quienes más beneficiaría la derrota del uribismo es a Chávez y las FARC. Y la apuesta por Mockus es parte del ajedrez estratégico donde Chávez está moviendo sus petrodólares y preparando el ajuste de cuentas que será posible con la alianza de sus afines ideológicos dentro de Colombia.

Dicen que Mockus mantendría a raya al autoritario presidente socialista de Venezuela. No es cierto. Es público que Mockus manifestó admiración por Chávez, aunque ahora use la retórica para negarlo. Además, un Mockus presidente, con una Colombia tan polarizada, pasaría por el riesgo de la ingobernabilidad. Internamente, muchos de sus aliados están desacreditados y no son legítimos “compañeros de viaje”. Chávez aprovecharía las tensiones y tendencias internas así como el manejable contexto regional, con Lula a su lado, para tener más presencia en Colombia, lo que sería una “pax chavista”, una intromisión sutil y contundente primero, hasta el total renacimiento de las “condiciones objetivas y subjetivas” revolucionarias (así dicen los marxistas). Esto es lo que ha hecho en los países que lo siguen en la aventura anti-norteamericana del socialismo del siglo XXI y el ALBA.

El tema de si Mockus es presidenciable es lo más candente. La nueva imagen de político sapiente que le han fabricado excluye la ética y los convencionalismos. Con Mockus no se metan. Por supuesto, el pasado de su contrincante sí cuenta, pero el nuevo ídolo es exonerable. Es curioso que tanta gente lo exima de haber sido una rara avis en la política colombiana, con un estilo apayasado y desideologizado. Dicen que no es rojo, ni blanco tradicional, sino verde. Los jóvenes, que gustan del espectáculo, disfrutaron cuando mostró su trasero desnudo a un auditorio, cierta vez se agarró los genitales, se ha vestido de superman, entre tantas “travesuras”, debe parecerle el más moderno y divertido de los colombianos.

Por supuesto, millones de colombianos también lo cuestionan y prefieren no tener a un presidente que les recuerde las payaserías e idioteces de los Abdalá Bucaram y Hugo Chávez. Pero, como está demostrado, ninguna bufonada ha descalificado a los presidentes populistas “redentores” en los últimos tiempos. La política latinoamericana es tan irracional y amarga como circense. Perfecta para aquellos que han planificado revertirla como un escenario de ingeniería social postmoderno, que pasa por la seudodemocracia a la “liberación” totalitaria rojita mal llamada bolivariana.

¿Y si gana Mockus? Las encuestas lo dan como ganador. Las matemáticas no están claras aún. Tampoco se sabe cómo reaccionará a última hora el pueblo colombiano ante su conciencia. Pudiera ser que la madurez política de los colombianos y el fantasma chavista inclinen la balanza hacia Santos. El destino se va a decidir en la conciencia. Muchos colombianos ya están convencidos que el día de las elecciones, Chávez votará por Mockus y cambiará la historia de Colombia.

Si es así, ¿de qué cambio hablamos? En verdad, de ninguno. La era Mockus será una evolución corregida de la política tradicional colombiana pero más conflictiva, con dos nuevos ingredientes imprevisibles, el izquierdismo verde y el chavismo mediático. Se impondrá la política real. Habrá liberación de rehenes, una guerrilla reanimada que buscará legitimizarse, ajuste de cuentas, nuevos ricos, algunos reajustes sociales para compensar a los votantes, mucho populismo, más interferencia de Chávez, los inversionistas extranjeros pensarán en los riesgos de poner su dinero en territorio del miedo; Mockus buscará alianzas para poder darse a respetar, y luego veremos a muchos decir que la política es sucia, habrá descontentos, estarán los jóvenes desilusionados y si se portan mal, nuevamente Mockus les mostrará el trasero.

  ©Template by Dicas Blogger.

TOPO